Buscar este blog

martes, 6 de mayo de 2014

Educación, campo de batalla de los politicos

En este blog ya escribí sobre la educación hace tiempo, y después de un parón en el blog volvemos con más temas de actualidad como la educación que es sobre lo que os vengo a hablar hoy.
La educación que se imparte en nuestro país no da los frutos que se espera que den, como se puede ver en todos los informes P.I.S.A., España siempre queda en unos puestos bajos y el abandono escolar es un problema a tratar en nuestro país, y entonces cabe preguntarnos, ¿Por qué ocurre esto? ¿Qué es lo que hace mal en nuestro país? Pues bien vamos a intentar resolver estas preguntas.
Para resolverlas, lo primero es conocer un poco como funciona nuestro sistema educativo, con esto no me refiero a revisar cada ley si no fijarnos en que expectativas da nuestra educación o que método se emplea. Si nos centramos en el método de la enseñanza descubriremos que se basa en la pura memorización, cuando un alumno estudia lo hace para el examen y no para recordarlo para más adelante, el método es puramente memorístico, no importa el desarrollo que haga el alumno después, pues lo que importa es sacar un buen examen y luego olvidarse de lo aprendido. Esto crea una frustración a largo plazo, pues cuando el alumno retoma el estudio se da cuenta de que ha olvidado gran parte del conocimiento que había adquirido para el anterior examen. Esto no potencia el pensamiento del alumno, o le ayuda a desarrollar, si no que adquiere unos conocimientos que después vomita en forma de examen y de los cuales ha aprendido poco o nada.
Otro de los grandes problemas es las expectativas que da a largo plazo la educación, pues bien, está claro que hay que evaluar a los alumnos, pero a través de unos exámenes que censuran toda posibilidad de profundizar en los temas más allá de lo pedido en el examen, no es la manera. Esto crea una competitividad entre los alumnos por sacar más nota y estudiar lo que más les plazca, crea una competición por llegar a la meta, en la cual los demás alumnos son enemigos que te pueden quitar ese ansiado puesto en tu carrera. Esto se agrava cuando las becas están sostenidas en este método competitivo en el cual debes llegar más que nadie para acceder unas ayudas económicas, ya no se dan al que más las necesita y de esta manera ayudar a los que no tienen recursos a acceder a un educación, si no que se da al que mayor nota haya logrado. Esto hace que mucha gente se quede sin posibilidad de acceder a las carreras que le gustaría, y beta el acceso a la educación superior a mucha gente excluyendo de manera indiscriminada y perversa a los que no tienen recursos, haciendo que las expectativas para estos jóvenes en muchos casos sean nulas.
Con esto espero hacer un diagnóstico, no completo ni exhaustivo de la educación española, sino un diagnóstico en el cual veamos dos de los grandes problemas de nuestra educación y que comprendamos que en esto en lo que se deben centrar las reformas políticas de educación centrar las reformas en cosas tan baladíes como si uno pone decide que ahora esto se llama de esta manera para que llegue el siguiente y cambie el nombre o el contenido de una asignatura, lo que hace de la educación el campo de batalla de los políticos.

martes, 20 de agosto de 2013

Republica bananera en España


Después de ver los últimos sucesos en nuestro país, uno cada vez se cuestiona más si realmente somos un país como “primer mundista”, o en realidad no somos más que una república bananera en la cual cada gobierno cambia las leyes a su antojo sin pensar en nada más que en sus intereses, machacando al más débil y consiguiendo dinero a base de defraudar.
Uno de los caos más escandalosos es el de la reciente reforma de la ley sobre las energías renovables, esta ley machaca hasta tal punto a los pequeños productores que muchos de los que invirtieron en energías renovables habrán perdido el dinero. Una cosa tan importante como las energías renovables, que nos ayudaría a ser un país más autosuficiente y no depender tanto del exterior, se censura, se machaca y se intenta erradicar; de la forma más sucia posible, poniendo trabas a los pequeños inversores,  saltándose todas las legislaciones. España no es un país seguro para invertir, pues según le dé al gobierno de turno va y cambia la legislación como al le venga bien, o peor aún, como le venga bien a las grandes empresas, pasando por encima de toda la ética y moralidad.
En España todavía nos pensamos que los gobiernos a los que elegimos son los que gobiernan, los que realmente llevan el país, y nada más lejos de la realidad, como en el caso de las energías renovables, los gobiernos están presionados por las grandes compañías eléctricas, las cuales campan a sus anchas por nuestro país, pactando precios y subiéndonos las tarifas cada vez más. El gobierno no es más que un instrumento del que más presiona, del que más fuerza e insistencia ejerce sobre. En el caso de las energías renovables, que si se mirase con cabeza, no supone más que beneficios para el país, pero supone dejar de depender por completo de las grandes empresas, las cuales presionan al gobierno para que ponga trabas en todo lo que se interponga entre ellas y sus beneficios.
Cuando una empresa española es nacionalizada en un país de Sudamérica, el gobierno pone el grito en el cielo, y sin embargo hace lo mismo con las pymes aquí en nuestro país, las machaca y las hace desaparecer, eso sí que nadie toque a Repsol, Inditex, etc. Estas empresas que les da absolutamente igual su país, que no tributan en España, y que pasan de los ciudadanos, están empresas son las que realmente gobiernan nuestro país. Las pequeñas y medianas empresas, son las que realmente hacen crecer el país, los autónomos son el motor de nuestra economía, pues son los que producen y consumen, y no las grandes empresas.
Después de todo esto uno se da cuenta por qué el país va como va, y por qué no vamos a salir de la crisis con estos gobiernos, que no se atreven a enfrentarse a las grandes compañías, que no se atreven a dar con la puerta en las narices a los lobbies que intentan y consiguen que los gobiernos legislen y gobiernen como meros títeres de los intereses de cuatro.  Por eso realmente cuando decimos intereses partidistas estamos hablando de intereses de empresas de intereses de otros ajenos al país, por eso de igual que gobiernen unos que otros, porque en realidad todos están bajo el yugo de las empresas y os intereses de los que más poder tiene y de los que presionan más que los ciudadanos.

miércoles, 19 de junio de 2013

Hipocresia como arma principal

Durante muchas comparecencias hemos tenido que aguantar los sermones y discursos de nuestro ministro de hacienda Cristóbal Montoro, el cual se ha dedicado a lanzar sospechas sobre la tributación a hacienda de cualquier colectivo que se pusiese en su contra, afirmando que no tributaban a hacienda o que no lo tributaban todo. Lo más curioso de todo esto, es que en ningún momento aportó ningún dato que abalase sus afirmaciones, nada que sustentase sus fanfarronerías de niño pequeño. Durante todo este tiempo le daba igual tener o no tener datos, porque él lo sabía todo y no hacía falta que hubiese datos, lo decía él e iba a misa.
Sin embargo hace muy poco salió en los medios de comunicación un “error” de la Agencia Tributaria. La historia de este error empieza cuando el juez Castro que investiga al marido de la infanta por su vinculación con el instituto Noós, pidió a hacienda un informe sobre los movimientos de la infanta antes de cobrar el palacete de Pedralbes. En este informe figuraba que la infanta había vendido una serie de propiedades para poder comprar este palacete. Hasta el momento todo está en orden, sin embargo, las propiedades que vendió la infanta nunca le había pertenecido, si no que pertenecían a otras personas desde hace generaciones, cosa que imposibilita su venta por parte de la infanta. Este “error” levanto una oleada de dudas, las cuales deberían ser respondidas por el máximo responsable de la Agencia Tributaría, es decir, el ministro Cristóbal Montoro.
Durante la comparecencia en la que le preguntaron sobre el tema, ¿Qué respondió nuestro ministro? ¿Acusó al periodista de no pagar los impuestos? ¿Soltó alguna bravuconada para quedar por encima del periodista? Pues sorprendentemente respondió con una prudencia inusual para él, se limitó a responder evasivamente diciendo que no tenía los datos suficientes como para responder sobre el tema. No tenía esos datos que anteriormente no le había hecho falta para acusar al que se le ponía delante.
Y todo esto nos lleva a dos reflexiones, la primera es preguntarnos si realmente fue un error, y la segunda, suponiendo que fue un error, ¿Por qué nuestro ministro respondió tan cautamente cuando normalmente se lanza al cuello? La primera pregunta supongo que el tiempo nos la desvelará, pero si pensamos en la segunda, tenemos parte de la primera respondida, pues resulta muy sospechoso que una persona que nunca ha usado los datos para sostener sus declaraciones, en un momento en el que está todo en su contra, recurra a estos, que al parecer hasta este momento eran unos desconocidos de nuestro ministro.
Con todo esto nos queda claro que el gobierno actual y el PP, han decidido que la hipocresía ya la mentira van a ser su arma principal para defenderse de cualquier situación difícil en la que se encuentren.

sábado, 18 de mayo de 2013

El poder de no querer cambiar nada

Siempre se ha dicho que el poder corrompe, el problema es que es ahora cuando estamos descubriendo hasta qué punto llega a corromper. En España están en proceso judicial 1.661 casos de corrupción, que pensado fríamente resulta una cifra bastante alta, y sobre todo pensando que muchos de los casos de corrupción se hicieron en la época de la fiesta del ladrillo.
Durante esta etapa los políticos pensaron que España era el paraíso de la corrupción, donde tenían plena impunidad para defraudar y robar lo que quisiesen y que además nadie se daría cuenta. Pero esta etapa de fiesta y de lujo para todos se ha acabado, y la mayoría de estos fraudes han salido a la luz, las grandes tramas de corrupción y los grandes desfalcos.
El problema es que ahora es el momento de las dimisiones, las explicaciones y disculpas y curiosamente brillan por su ausencia. Uno de los hechos más graves es el del presidente del gobierno, según la contabilidad de Bárcenas, el actual presidente del gobierno podría haber cobrado sobre sueldos de su partido cada trimestre, y las explicaciones que da cuando las da, son a través de una pantalla de televisión. Cada día que pasa parece que Marino Rajoy es más culpable pero su estrategia es la del silencio.
Uno delos casos más comentados últimamente, es el del intento de entrevista por parte de Jordi Évole a Juan Cotino, el cual hizo como si Jordi no existiese cuando todos los ciudadanos que estaban alrededor reclamaban respuestas. Estos ejemplos nos dicen mucho de nuestros gobernantes, nos enseñan su hipocresía y su falta de talento para ejercer su profesión.
Pensando en todo esto, creo que deberíamos decir a nuestros políticos que la época feudal, en la que el señor era todo poderoso y no tenía por qué dar explicaciones se terminó hace mucho tiempo. También nos podríamos dirigir a ellos para decirles que cuando uno está imputado no puede seguir ejerciendo su papel político por un problema de intereses. Quizá la “elite” política que tenemos no sea más que una patraña, a la cual se le sube el poder a la cabeza en cuanto tiene posibilidad.
Hemos hablado mucho de los políticos, pero ahora es el momento de la autocrítica, los ciudadanos en definitiva somos los que les damos los votos para que gobiernen, los que les facilitamos que puedan crear sus feudos, como ocurre en Valencia. Es el momento de que empecemos a pensar en que quizá parte de culpa sea nuestra, y que además cuando el gobierno actual tiene una mayoría absoluta es gracias al voto de muchos ciudadanos que decidieron que era el momento del cambio, que era el momento de hundir España dándole al gobierno actual una mayoría absoluta.
Para cerrar, creo que el ciudadano, sabiendo el poder de decisión que tiene, debe despertar, debe dejar de ser el perro del político, tiene que dejar de votar automáticamente como una máquina, pues no es una máquina. Por lo tanto si nuestros políticos no dan la talla habrá que cambiarlos, pero el ciudadano tiene que querer cambiarlos, tiene que despertar y enfrentarse y no ser un cobarde.

lunes, 4 de marzo de 2013

Mentiras en sobre

En los últimos meses hemos asistido a unos hechos lamentables, vergonzosos y humillantes por encima de todo. En primer lugar hemos descubierto las cuentas en Suiza del magnífico ex tesorero del PP, el señor Bárcenas. Este caso es vergonzoso y totalmente lamentable, aunque hemos de agradecer la colaboración de los bancos de Suiza y el tesón del ex juez Garzón y su sucesor el juez Ruz, los cuales han levantado la gran trama de sobre sueldos que se llevaba en el PP. Podríamos estar hablando de que el presidente del gobierno, ha estado cobrando sobre sueldos durante años, pero todavía es solo un presunto corrupto más, y que el ex tesorero ha recibido un finiquito en diferido, o también conocido como seguir contratado, o quizás haya sido una simulación de despido(acción totalmente ilegal).
Por si esto fuera poco nos encontramos con que los políticos que supuestamente nos representan, (digo supuestamente, porque cada vez veo menos claro lo de que sean los representantes del pueblo), se creen que somos tontos y que por lo tanto da igual que intenten mentirnos, porque no nos lo vamos a creer y nadie se va a dar cuenta de la chapuza. Hemos visto a el señor Floriano y como no a la señora Dolores de Cospedal. Estos dos como los casos más significativos, aunque entre estos dos se tiene que llevar la palma es Cospedal, con su magnífica rueda de prensa de prensa en la que nos explicó el “despido en diferido”, escena que bien recuerda a los hermanos Marx, con su “parte contratante de la primera parte”. El problema de esto es que no miente Cospedal, miente el Partido Popular, partido democrático (o eso queremos creer después de todo esto) y mayoritariamente elegido en las urnas.
Después de tanta mentira y tanta farsa que más adelante analizaremos, solo caben unas preguntas: ¿Qué sabe Bárcenas? ¿Sabe tanto como para que dimita Rajoy? Lo que está claro es que el PP está contra las cuerdas, que tiene miedo, y su ex tesorero les chantajea a conciencia y hace que más que un partido político, parezca una manda de gacelas acorraladas por un león sin piedad. Pero no nos hagamos ilusiones, a Bárcenas no le ha entrado cargo de conciencia y por eso chantajea al PP con revelar todos los secretos que hay entorno a su persona y el partido, sino que es todo una estrategia para  no ser juzgado, que el PP presione a los fiscales para que retiren los cargos. Cosa que esperemos que la fiscalía sepa llevar y dejar a un lado las presiones y que se dedique a su tarea y no sea un instrumento del gobierno.
Volviendo con Cospedal y sus mentiras. Nos han tratado como si fuésemos tontos y lo mejor de todo es que les ha salido el tiro por la culata. Se intentaban reír de nosotros y al final somos nosotros los que no podemos disimular una sonrisa, cuando vamos viendo como poco a poco se va desmoronando toda la trama de mentiras que intentaban colarnos. Es verdad que puede ser gracioso pero tiene un problema muy serio que no sabemos bien como se resolverá. El partido que está en el gobierno miente, da la imagen de que todo lo que nos vayan a decir es mentira, de que la próxima vez que Cospedal u otro dirigente del partido habrá la boca será para intentar engañarnos, pues últimamente no han hecho más que mentir y acusar a los demás infundadamente, como nuestro ministro de hacienda, acusando a diestro y siniestro de que no se paga hacienda. Bien ahora viene el problema ¿Quién va a confiar en ellos para las cosas importantes? Y ya que les gusta tanto a ellos la “Marca España” qué va a ser de esta marca si sus dirigentes mienten y sus embajadores se van a Suiza para no pagar impuestos.
El problema de practicar la mentira tan frecuentemente es que luego es muy difícil que confíen en ti, realmente confiaríamos que nos va a sacar de la crisis un gobierno que nos miente y que esta capitaneado por una persona que tiene las manos atadas. Si el barco se hunde el capitán no puede tener las manos atadas y temblar cuando oye hablar de un antiguo tripulante. En estos tiempos lo que nos sobran son políticos corruptos y mentirosos, lo que nos faltaba es que estos estuviesen en lo más alto, ya sea en un ministerio o en la presidencia de un país.
Por último se creen que con publicar sus declaraciones a hacienda nos vamos a quedar tranquilos, como si en la declaración de hacienda uno pusiese el dinero en negro que ha recibido, o los sobresueldos que recibes de tu partido.
A los ciudadanos solo nos queda esperar que la justicia sea tan rápida como en el caso de Baltasar Garzón y que los que deben estar en la cárcel estén allí, y no que por un fallo administrativo o por que llegue el gobierno de turno y lo indulte, estos corruptos no pases más de dos noches en la cárcel.

miércoles, 6 de febrero de 2013

Sobres y Sobres

Nunca tuvimos muy claro la legitimidad de la financiación de los partidos, pero al parecer algunos partidos nos han sacado de dudas sobre esta financiación. Además en estos partidos no solo está la financiación ilegal, si no que en uno en concreto, ha decidido dar un paso más y dar un sobre sueldo a sus dirigentes. Con esto no quiero acusar a nadie, pero parece que más que indicios en los que se demuestra que este partido daba sobresueldos a sus dirigentes.
Creo que los dirigentes de estos partidos no son más que el resto de ciudadanos para cobrar sobre sueldos, pero en este país el que tiene un mínimo puesto, se cree importante y que por lo tanto debe lucrarse todo lo que puede mientras pueda, es verdad que no son todos y que hay gente honesta, pero hay gente que solo va a lucrarse.
Después de esta introducción, vamos a hablar sobre el caso Barcenas, en cual como ya hemos dicho que los dirigentes de un partido democrático y que ha ganado las elecciones con amplia mayoría, se ha dedicado a dar sobre sueldos a algunas personas de su partido, dinero que luego no se tributaba a Hacienda. Pero a todos nos surge una pregunta, de donde salía ese dinero, nos gustaría saber si ese dinero es de nuestros impuestos, si nos han robado y estafado los mismos que gobiernan.
Cuando uno llega al poder, siendo elegido democráticamente, lo ha conseguido gracias al poder del pueblo que tiene para elegir a sus gobernantes, y por lo tanto uno debe gobernar por y para el pueblo, y dejar de un lado a las grandes empresas y bancos. Estas cosas no son así, los políticos gobiernan para los que tienen poder, pero hay algo más grave que todo esto, aprovecharse de tu posición para lucrarte a costa de los ciudadanos y conseguir dinero de forma rápida, sin importar a quien te lleves por delante.
Como nos lo han demostrado ellos mismos, este partido no es de fiar, su cúpula se ha enriquecido, mientras que nos decían que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades. Al llegar a este momento, no queda otra opción que reconocer lo ocurrido y dimitir de manera inmediata, y no seguir intentando hacernos creer que son inocentes. Los políticos pueden no tributar su dinero negro, y además lo hacen con total impunidad, pero si un ciudadano tiene un error en su declaración, enseguida recibirá una multa. Como conclusión que sacamos, ¿Qué hay que robar y defraudar a lo grande para no ir a la cárcel? Pues parece que es esto lo que quieren que hagamos.

domingo, 30 de diciembre de 2012

Indulto al delincuente

Dentro de poco estaremos despidiendo al año 2012, un año para olvidar, o no quizá un año para recordar lo que no hay que hacer, un año en el cual hemos aprendido lo que le importamos a nuestros políticos, en resumen ha sido el modelo para empezar un cambio que realmente tenga sentido.
Durante este año hemos asistido a movilizaciones, huelgas y manifestaciones, que poco a poco han ido llegando a casi todos los sectores. Empezaron los ciudadanos, pero ahora son los jueces los que se manifiestan en contra de las reformas, recortes y medidas del ejecutivo. Pero el problema del que voy a hablar no es de este año, no es una cosa que haya hecho únicamente este gobierno, si no que ya fuesen gobiernos de derecha o de izquierda han recurrido a este polémico método. Quizá con este gobierno, y en este año haya sido el momento de replantearse de verdad si es necesario que este método siga vigente.
Estamos hablando del Indulto, recogido en nuestra constitución, en el titulo II, artículo 62 i, el cual dice así: “Corresponde al Rey: Ejercer el derecho de gracia con arreglo a la ley, que no podrá autorizar indultos generales.” El procedimiento para conceder un indulto, empieza en el gobierno, el cual propone al rey que ejerza su derecho de gracia sobre el condenado, el rey lo concede y esa persona queda libre de su condena.
Durante este año de gobierno del ejecutivo actual, se han concedido 468 indultos, entre los cuales hay, trafico de drogas, robo, estafa, malversación, prevaricación, homicidios, abusos, torturas, encubrimiento, coacción… prácticamente todos los delitos. Algunos de los indultos han sido tan graves como el de los mossos d'esquadra que torturaron a un detenido durante un interrogatorio, a este indulto se opusieron 200 jueces. Pero el caso más polémico fue el del indulto a los condenados por el accidente del Yak-42, en el cual fallecieron 62 militares españoles que regresaban de Afganistán. Como se puede ver los gobiernos indultan a sus amigos entrometiéndose el gobierno en la función del poder judicial, el cual recordamos que esta separado del poder legislativo.
Este derecho de gracia, es un instrumento con el cual los gobiernos bien de derechas o de izquierdas han utilizado para sus intereses, de forma que un ciudadano puede ir a la cárcel por cometer un robo de 500€ y un amigo del gobierno puede desfalcar y llevarse un millón de euros que su condena ser completamente perdonada.
El derecho de gracia es una violación de la separación de los poderes del estado, y un insulto a las condenas de los magistrados y tribunales españoles, con el cual se puede perdonar a cualquier persona aunque su delito este recogido en la Declaración de los Derechos Humanos, como puede ser el caso de tortura de los mossos d'esquadra, o que sea tan grave como en el caso de del Yak-42, en el cual para encubrir al gobierno se falsificaron la identidad de los soldados que regresaban de cumplir una misión que el gobierno había ordenado.